domingo, 26 de abril de 2015

¡¡ HOLA COCINILLAS !!

Hola cocinillas!!  Seguro que alguno ya estaba pensando cosas como:
"Un postre se ha reivindicado y le ha comido" o " se ha fugado con suministros de Nutella al Caribe, ¡a vivir! "
Pues no, sigo como siempre, algo más delgadito pero no por no comer... 

No se si alguna vez habéis hecho un plato con cobertura de chocolate, hace un par de muchos meses, hice unas fresas con traje súper chulas, pero hubo desastre :( ,cristalizó mal el chocolate y lo que debía ser negro.... Simplemente no lo era ( aquí dejo la prueba del delito)





No os preocupéis, las mire y dije que remedio...En menos que canta un gallo dejaron este mundo cruel. 
Y es que claro, me faltaba atemperar el chocolate, una tarea súper chula que aunque parezca mentira fácil ( Si tienes ciertos cuidados), hay varios métodos pero el que más genial, mola y desestresa ,es el que se realiza sobre una superficie. 
 
Para ello necesitáis:

Una superficie muy pulida (mármol, granito o piedra pulida).
Espátula plana de hierro.
Espátula de hierro.
Termómetro de cocina. 

Hay tres tipos de chocolate: Negro, con leche y blanco. Cada uno de ellos tiene temperaturas de operación distintas, debido a que difieren en su composición.

Para empezar, antes que nada cortamos el chocolate y lo fundimos en el microondas en intervalos cortos para evitar que se queme ¡ CUIDADO ! Con un termómetro tenemos que medir las siguientes temperaturas:
        
                       NEGRO: 50 - 55 grados.
                       CON LECHE: 45-50 grados.
                       BLANCO: 40-45 grados.

PASO 2: Vertemos el chocolate sobre la superficie de mármol,( Sin apurar el bol, dejando el chocolate que de primeras no caiga) y con ayuda de una rasqueta extendemos el chocolate por la mesa, lo dejamos unos segundos extendidos , y lo movemos concentrándolo en un punto.
Hacemos este proceso un par de veces ,y  medimos la temperatura del chocolate, si obtenemos las siguientes temperaturas recogemos el chocolate, y lo metemos al bol de nuevo.
        
                    CHOCOLATE NEGRO: 27-28 grados.
                    CON LECHE: 27-28 grados.
                    BLANCO: 26-27 grados.

Si bajamos de esta temperatura, volvemos a fundir, y recomenzamos.

Cuando este en el bol, el chocolate estará listo para su uso si se encuentra a las siguientes temperaturas:
                    CHOCOLATE NEGRO: 32-33 grados.
                    CON LECHE: 31-30 grados.
                    BLANCO: 28-29 grados.

 
PASO 3: USO DEL CHOCOLATE 

Podemos usar este Chocolate para lo que queramos,desde coberturas a bombones, estas son algunas ideas, (próximamente recetas paso a paso)
 
      BOMBONES MÚSICOS 
(Básicamente pones el chocolate en una manga, y sobre papel de horno haces botones, y encima añade es lo que te venga en gana, pistachos, peta-zetas, toffe...)


                      
     
   (Músicos de frambuesa, toffe, flor de ibiscos, o mezcla)

                           
 
    BOMBONES RELLENOS:

     
        

       

    Y bueno , no os distraigo más, ¡¡un abrazo!!
Imprimir receta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada